FANDOM


Mark quiere entrar al Club de Fútbol (Pelicula) ATENCIÓN
Esta página usa su nombre en Japonés ya que aún no se ha confirmado su nombre oficial en español. Por lo tanto, se mantendrá con ese nombre hasta que se confirme de forma oficial. Si sabes el nombre, por favor aclararlo con evidencias en su página de Discusión o en los Comentarios.

Reinaldo Baraja (レイナルド・バラハ, Reinaldo Baraja en japonés) es un defensa de los Gigantes Invencibles y un Discípulo de Orión, razón por la cual fue castigado por sus compañeros de equipo y expulsado del partido por Sergi.

Apariencia

Reinaldo es delgado, más o menos alto y moreno de piel. Su pelo es verde pistacho, igual que sus cejas. Sus pupilas son blancas, y su iris es rojo en su mayoría, y negro en los bordes. Suele llevar una bandana roja con una estrella verde, la cual parece un tomate y unos pendientes con forma y color de tomate también.

Historia

Antecedentes

Baraja se lesionó en las preliminares del FFI, y no se sabía si se recuperaría a tiempo para el mundial. Él estaba ingresado en el hospital, y un día un trabajador de la Fundación Orión fue a su habitación y Gustav Nikolsky (cuando se hacía llamar Girinakan y en ese entonces era el presidente temporal de la fundación) le propuso mediante una videollamada que le proporcionaría un tratamiento más rápido para que se curara antes, pero con una condición: tenía que convertirse en un discípulo de Orión, a lo que aceptó.

Inazuma Eleven Orion

Apareció por primera vez en el episodio 22, junto a sus compañeros de los Gigantes Invencibles en el aeropuerto de Rusia. Allí se encontró con las demás selecciones de su grupo, y se quedaron un rato charlando.

El día del primer partido, se enfrentaban al Inazuma Japón. Baraja fue desde el principio del partido con todo, y le robó el balón enseguida a Elliot Ember. También regateó a Valentin Eisner, y le pasó el balón a su capitán, Sergi Hernández, quien se encargó de marcar. Sacó Japón, y Caleb Stonewall llevaba el balón. Como los otros dos defensas españoles estaban marcando a los delanteros, Baraja bajó y le robó el balón al jugador japonés, y se lo dio a Leo. Sergi volvió a tirar, pero esta vez Mark Evans detuvo el balón, y prepararon la contra los del Inazuma Japón. Elliot hizo de señuelo ante los dos defensas de España, y le pasó el balón a Sonny Wright, así que Baraja fue a por él, pero resultó ser otro señuelo, y la pelota la recibió Aiden Froste, que tiró a puerta, pero no logró marcar a Salvador.

Baraja estaba muy feliz de no sentir ningún dolor en su pierna, y esperaba poder jugar el partido hasta el final, cuando de repente, la Fundación Orión le dijo que actuara, y a pesar de que él no quería, no tuvo otra opción. En ese momento se sacó una especie de pinchos que dejó por el campo, en la trayectoria de Sonny. Sergi se dio cuenta y le dijo a Baraja que se detuviera, pero no hizo caso. Por suerte, Shawn Froste evitó la catástrofe. El capitán español le preguntó al defensa qué había hecho, y este le contestó con que él quería llegar a la cima del mundo con él, y para ello tuvo que venderle su alma al diablo. Le contó lo pasado con la Fundación Orión, y le enseñó su sello. Sergi llegó a la conclusión de que su compañero había tirado el orgullo de su selección a la basura, y cuando el partido se reanudó, usó su Rayo de Diamantes para golpear a Baraja, y echarle del partido, diciendo que llevaría sus sentimientos. Baraja fue sustituido por Fabio Esteve, y se lo llevaron en una camilla.

Imágenes

Curiosidades

  • Sus pendientes con forma de tomate pueden ser una referencia a la “Tomatina”, fiesta tradicional española en la que la gente se tira tomates entre sí.

Navegación

Gigantes Invencibles (Emblema) Gigantes Invencibles
Miembros Principales Salvador CastellDomelgo DomínguezReinaldo BarajaRufino AvalosVelasco MeléndezFernando DabinoEmerico LorcaChico AllisonLeo SegarraSergi HernándezJoan AsensiFabio Esteve
Entrenador Pepe BanderasEntrenadora de España
Otros Miembros Melania Pampietta (Guía)
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.